Días grises. Caballo blanco.

IMG_1996

Días grises.

Días grises en los que nada tiene sentido. Días donde la noche quiere ser día y el día quiere dormir. Días duros en los que todo está revuelto. Las preocupaciones se amontonan y nuestro corazón entristece.

Esos días grises que todos alguna vez sentimos y queremos tan sólo despejar. Y es en esos días donde está el caballo blanco, donde galopando creemos que se van todos nuestros problemas y se desvanecen entre el aire y la velocidad.

Mi amigo, mi confidente, dos seres en una misma alma. Mi apoyo en los días difíciles, en los días tristes, que vuelve el caos en calma, que vuelve lo oscuro en alegría.

Un alma que nos ayuda a desahogar, nos libera de todo y nos hace dejarlo todo atrás.

Ahí está el caballo blanco, el que transforma los días grises en días más claros.

Y así la luz vuelve al día, el color a la vida y nuevos recuerdos se plasman en mi vida.

Gracias a ti, amigo, nuestras horas se hacen más felices.

Es nuestro amigo fiel, que nos escucha y nos entiende, que nos ayuda y nos libera.

Y en el campo la magia surge, la belleza del paisaje nos cura y nos abre la mente, nos hace respirar y nos sentimos más fuertes.

Días grises. Caballo blanco.

IMG_1992

Texto: Ylenia Gutiérrez.

Fotografía: Luis M. Ramos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s